EVANGELIO DEL DÍA
Mt. 25,1-13