Noticias y Novedades

26 Diciembre 2014 09:14:01

El diablo nunca ha estado tan fuerte como ahora

Entrevista al sacerdote exorcista Antonio María Artola

 El sacerdote pasionista Antonio María Artola es una autoridad eclesiástica. Es doctor en teología y exorcista. Participó en la traducción de las Cartas de San Pablo para la versión española de la Biblia de Jerusalén. Tiene 85 años, nació en el País Vasco y hace 14 años que se encuentra en el Perú.

      ¿Hablar de exorcismo en el siglo XXI es oportuno?

 

Es más actual que nunca, porque el diablo de una manera asolapada se está infiltrando increíblemente en todo: está todo corrompido comenzando por las grandes finanzas y políticos. Incluso se habló que la Iglesia daba la impresión de estar en bancarrota. El ingreso del nuevo Papa, Francisco, dijo que había que reconstruir la Iglesia como San Francisco.

 

La presencia del mal nunca ha estado tan fuerte como ahora. Ese mal no se ve. Antiguamente había determinados fenómenos que lo diabólico se hacía presente.

 

Pero también los que conocen la materia hablan que las manifestaciones diabólicas son abundantes. Por eso hace algunos años la Santa Sede ordenó que las diócesis tuviesen su exorcista. No se hace patente, pero el mal está, el diablo está actuando de manera intensa y extensa, debido a ello el exorcismo es más necesario que nunca. Yo, todas las mañanas, hago exorcismo del Papa León XIII.

 

Hay que estar enterado de los fenómenos, en ese sentido en las obras del Padre Gabriel Amorth –el exorcista católico más reconocido en el mundo- se hablan muy claro de la presencia del diablo. Amorth dijo que “el mayor triunfo de Satanás es hacer creer que no existe”. Es de actualidad.

 

-          Los jóvenes no creen en el diablo…

 

Muchos jóvenes no van a la Iglesia, es la época de un relativismo, de una insuficiencia total, del materialismo, que creen que no hace falta Dios, ni vida espiritual. Pero eso será pasajero.

-          Los exorcismos que se ven en el cine. Son en gran parte en películas de terror ¿Se acercan a la verdad o están lejos?

 

Hay pocas películas buenas sobre exorcismo, porque como es un tema que tiene su morbo, hacen filmes con cualquier cosa, ridículas. “El Exorcista” estuvo bien hecha.

 

-          ¿Da miedo el exorcismo?

 

Por algunas clases de películas. Hay muchas maneras de hacer exorcismo. En “El Rito” se ve una.

 

-          ¿Hay que tener una preparación especial para ser exorcista?

 

Primero, hay que creer en el diablo, hay que tomarlo en serio. Que se sepa que el sacerdote tiene poderes y que Cristo es más fuerte que el diablo. Hay que creer en el propio carisma y en la fuerza que le ha dado la Iglesia. Existen el diablo y los fenómenos diabólicos. San José de la Cruz estuvo exorcizando a una monja por más de un año. No es cosa sencilla.

 

-          ¿Hay manera de diferenciar a una persona mala a una poseída por el diablo?

 

Las personas malas son así, por desesperación, maltrato, angustia o han llevado una vida en un ambiente malo. La posesión no es cosa de vida mala. Dios manifiesta su obra, poder y salvación, pero esas personas escogen un mal camino. Las expresiones diabólicas del mal son el pecado, el odio. No tengo información que personas por su maldad haya entrado el demonio, puede ser, pero en mi experiencia, no.

 

-          ¿Cómo darse cuenta que una persona ha sido poseída por el diablo?

 

Por sus expresiones. Uno puede introducir, sin que se dé cuenta una medallita religiosa o echar gotas de agua bendita a su vestimenta. El demonio siente que eso le quema y empieza a manifestar su disgusto.

 

-          De otro lado, ¿Qué se puede hacer ante el retroceso de la Iglesia Católica?

 

Hay que seguir el camino del Papa Francisco: “orar y dar la cara”. Los sacerdotes deben salir de sus parroquias y dar la cara a la gente. El Papa dice “salgan a predicar. Prefiero una Iglesia herida, que una Iglesia enferma”. Con Francisco la Iglesia reaccionará y habrá un nuevo impulso a la evangelización, una nueva revolución.

La poseída hacía contorsiones muy violentas

-          Padre Artola ¿Qué siente usted después de hacer exorcismo?

Los exorcismos que he hecho son muy sencillos. Me sucedió en Granada, me encontraba predicando. Vino un señor y me dijo que tenía a su mujer endemoniada, y en la curia diocesana han hecho el estudio y el Obispo ha dado permiso para que la exorcicen. Le indiqué que traiga a su señora después de misa. Luego él fue y me expresó que su esposa le había dicho que no estaba endemoniada. Le pedí que la traslade aunque sea a rastras.

La trajeron. Empecé con el ritual y apenas comencé ella dio un grito, tan fuerte que casi se me cae el libro del ritual. Lo hice y el diablo no salió. Fue largo, recomencé e invoqué a la Virgen María y recé una Salve. Ella cambió la voz, tenía una actitud muy tierna y comprendí que el diablo la había abandonado.

Yo quedé totalmente transpirado. Fue muy fuerte. Ella era una mujer conocida. Pedí ir a su casa y vi un ambiente lamentable, había satanistas. El diablo reinaba a sus anchas. De niña era médium y la llevaban a hacer adivinaciones.

En otra oportunidad, fui donde una niña que sus padres la habían entregado al diablo en una misa negra. Fui con el hábito pasionista. Abrí la puerta y la chica con voz aguda dice: “ese vestido no me gusta”. Me puse la estola y empecé el rito con un seglar especializado. Ella hacía contorsiones muy violentas y empezó a decir blasfemias sobre la Virgen. En la boca le puse una estatuilla de la Virgen de Fátima. Finalmente dio un vuelco completo y ya hablaba dulcemente.
Ricardo Sánchez Serra


Más Noticias

EVANGELIO DEL DÍA
Mt. 9,9-13

AMIGOS DE LA RADIO

Forme parte de nuestro club y disfrute de nuestras actividades
Inscríbite