Capo mexicano del narcotráfico, Joaquín ´El Chapo´ Guzmán, fue condenado a cadena perpetua

El narcotraficante, Joaquín “El Chapo” Guzmán, tras ser capturado por última vez / (Foto: AFP)

Guzmán lideró el poderoso cártel de Sinaloa y fue capturado en más de una ocasión.

El capo mexicano del narcotráfico, Joaquín ´El Chapo´ Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, fue condenado a cadena perpetua. Por 25 años, Guzmán lideró el cártel de Sinaloa e importó al menos 1.200 toneladas de cocaína y más de 49 de marihuana, y más de 200 kilos de heroína y metanfetaminas.

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera nació el 4 de abril de 1957 en el rancho La Tuna, del municipio de Badiraguato, en Sinaloa, región conocida por producir en grandes cantidades drogas como la marihuana, la amapola y el fentanilo. Sólo estudió hasta tercero de primaria, volviéndose narcotraficante influenciado por su padre, Emilio, agricultor de droga, quien, a pesar de maltratarlo, quiso ganarse su aceptación, ejemplo del típico paternalismo que hasta ahora hunde las voluntades de la juventud de gran parte de América Latina.

Su figura de líder en el narcotráfico surgió dentro del cártel de Guadalajara. En 1989, antes de que éste se disuelva, crea el cártel de Sinaloa, el cual lideró por 25 años. En 1993, es capturado en la frontera entre México y Guatemala, y es condenado a 20 años de cárcel por asesinatos y tráfico de drogas.

Pero se escapa en 2001 de la prisión de alta seguridad de Puente Grande, en Jalisco, escondiéndose en un carro de tamaño pequeño, vestido con ropa sucia, y con la ayuda del director del centro y varios guardias. En los siguientes trece años, viviría en la clandestinidad, etapa en la que su fortuna va superando los mil millones de dólares, construyendo así un imperio de la droga, con el control del 25% del narcotráfico en Estados Unidos.

Es otra vez capturado en 2014 por la Marina mexicana, siendo recluido en la prisión de alta seguridad Altiplano. Sin embargo, se escapa en 2015, excavando bajo la ducha de su celda, hecho que lo hizo conocido como “el señor de los túneles”. Es recapturado a los pocos meses, y dirigido a Estados Unidos, donde fue recluido en la prisión de alta seguridad Metropolitan, en Manhattan, Nueva York, dentro de una celda de 5×3 metros, sin ventana e iluminada artificialmente de forma permanente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here