Chat `La Botica´: Nuevas conversaciones evidencian represalias contra colegas de otras bancadas

Karina Beteta participó en conversaciones del chat `La Botica´ / (Foto: La República)

En los chats se evidencia que los fujimoristas utilizan su mayoría para dirigir investigaciones a sus adversarios. 

Aparecen nuevas conversaciones del chat `La Botica´, donde participan los parlamentarios de Fuerza Popular. En estas conversaciones, se demuestra que los fujimoristas utilizaban su mayoría en el Congreso de la República para dirigir investigaciones contra sus opositores, y así presionar a algunos compañeros congresistas.

En esta ocasión, los parlamentarios que fueron protagonistas de las conversaciones fueron: Karina Beteta, Mario Mantilla, Marco Miyashiro, Úrsula Letona, Luz Salgado, Milagros Salazar y el vocero de la bancada fujimorista, Carlos Tubino. Al mismo estilo del fujimorismo de los 90, se aprecia la estrategia que Fuerza Popular utilizaba contra sus opositores a modo de represalia.

Una de las conversaciones corresponde a la congresista Karina Beteta, quien recomienda que se denuncie en la Comisión de Ética del Parlamento a su compañera de Nuevo Perú Tania Pariona, luego de que ella califique al Congreso de la República de “mafia organizada” debido a la aprobación de la ley para excarcelar a adultos mayores.

Karina Beteta también participa en otra conversación donde menciona que era el momento de atacar al presidente de la República, Martín Vizcarra, agregando también que Vizcarra y el congresista Gilbert Violeta “quieren curarse en salud”. No es la primera vez que esto sucede, anteriormente Héctor Becerril y Milagros Salazar también atacaron al mandatario.

En estos mensajes, un miembro de Fuerza Popular reconoce que sus colegas de bancada que pertenecen a la Comisión Permanente del Parlamento votaron en bloque a favor de él. Se presume que este congresista sea Héctor Becerril, ya que en octubre de 2018, dicha comisión decidió archivar el informe que recomendaba destituirlo e inhabilitarlo de cargos públicos por diez años, por presuntamente haber buscado ejercer influencias dentro del desactivado Consejo Nacional de la Magistratura.

En otro chat, la fujimorista Milagros Salazar insta a sus colegas de la Comisión de Inclusión Social del Parlamento a que pidan explicaciones a los parlamentarios de Frente Amplio Marco Arana y María Foronda, por una situación que implicaba al Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

En otra conversación, el congresista Mario Mantilla se dirige a sus colegas para hacer una especie de autocrítica por el proceder de su bancada, indicando que nada habían logrado “cediendo y siendo complacientes”. Luego recordó al congresista Carlos Bruce, manifestando que se lo salvó y que no tenía alguna reciprocidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here