La historia del ´Pozo de los deseos´, lugar concurrido por las peruanos cada 30 de agosto

Este tradicional lugar congrega a cientos de personas que dejan sus mensajes a la patrona Santa Rosa de Lima.

La historia que esconde el popular ´Pozo de los deseos´, lugar muy concurrido por las personas que visitan el Santuario de Santa Rosa, suscitó un hecho religioso que dejó en claro la devoción que tenía Santa Rosa por los pecadores.

Tantos niños(as), jóvenes y adultos visitan el popular Santuario para visitar este famoso Pozo de los deseos, que dejan sus mensajes de agradecimiento a la Patrona del Perú, Santa Rosa de Lima.

La historia cuenta que, Isabel Flores de Oliva, nombre real de Santa Rosa, se amarró una cadena en su cintura, la cual, colocó un candado en la cadena para tenerlo sujetado en su cuerpo. La llave que abría este candado fue arrojada por la misma Flores de Oliva al pozo. Esto lo hacía para hacer perpetua penitencia por los pecadores.

Los miembros del Santuario al enterarse de esto, y ver las heridas que generaban pesadas cadenas sobre su cintura, le rogaban a Isabel que se lo quitara, pero la santa les confesó que era imposible hacerlo.

Camino hacia el pozo, cargando pesadas cadenas en su cuerpo, se arrodillo frente al pozo y empezó a suplicar por los pecadores. Y sucedió un hecho milagroso, el candado que cerraba las cadenas de hierro, se abrió a vista de los miembros del Santuario. Este hecho le otorgó a Isabel un misticismo y devoción que hasta la fecha se mantiene.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here