Militares del Ejército Colombiano son muertos por presuntos ex integrantes de las FARC

La zona fronteriza de Colombia y Ecuador donde murieron los cinco uniformados es peligrosa ya que allí se encuentran diferentes grupos armados (Foto: Colprensa - referencial)

Los hechos ocurrieron en una zona de la frontera con Ecuador donde se esconden grupos terroristas.

Cinco militares colombianos murieron este jueves 11 de julio, durante una emboscada ocurrida en cercanías del municipio de Cumbitara, en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

De acuerdo a fuentes colombianas, los militares fueron emboscados mientras se movilizaban en un camión que recorría las inmediaciones del caserío de Santa Rosa, que es parte del pueblo Cumbitara, dentro de una zona montañosa en Nariño, en el suroeste de Colombia.

Un sargento y cuatro soldados, miembros del Ejército Colombiano, son las víctimas mortales. Los atacantes aparentemente eran disidentes del frente 29 de la antigua guerrilla FARC.

La Defensoría del Pueblo de Colombia tomó en cuenta por medio de su cuenta Twitter este ataque, concluyendo que estará “a disposición para hacer cualquier tipo de mediación humanitaria”.

Es justo en el departamento de Nariño donde operan las disidencias de las FARC, así como también el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y bandas de origen paramilitar dedicadas al narcotráfico que además se encuentran agrupadas en las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AUC).

El hecho coincide con la llegada al país de los embajadores del Consejo de Seguridad de la ONU para evaluar el estado en que se encuentra el proceso de paz con las FARC firmado en 2016.

Dicho grupo de esta organización internacional se reunirá hoy viernes 12 de julio en Bogotá con el presidente colombiano, Iván Duque, y con organizaciones de la sociedad civil, y el sábado tiene previsto visitar uno de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR).

En este ETCR en donde conversarán con los ex guerrilleros que completan su reintegración a la vida en sociedad tras la dejación de armas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here