Representantes de Estados Unidos y Rusia no lograron ningún acuerdo sobre crisis venezolana

Para la reunión en Roma, Estados Unidos estuvo representado por Elliot Abrams (izquierda) y Rusia, por Sergei Ryabkov (derecha) / (Fotos: AFP y Reuters)

Estados Unidos aún mantiene la posibilidad de una intervención militar sobre Venezuela, mientras que Rusia insiste en el diálogo.

Los representantes de Estados Unidos y Rusia se reunieron este martes en Roma, Italia, para acordar medidas y aclarar puntos con respecto a la situación en Venezuela. Al final, no se llegó a ningún acuerdo y, más bien, ambas partes reafirmaron sus posiciones. El encuentro se realizó a puertas cerradas en el Hotel Westin Excelsior y duró aproximadamente dos horas.

La participación de Estados Unidos: Intervención militar, pero prefiere presión

El representante especial de Estados Unidos, Elliot Abrams, declaró que su país mantiene “todas las opciones” para aplicar al gobierno de Nicolás Maduro, dando a entender que incluso una intervención militar es posible como medida para la solución. Sin embargo, aseguró que su país estableció la vía pacífica, al “ejercer presión económica y política sobre el régimen (de Nicolás Maduro) para el futuro pacífico de Venezuela”.

Abrams también valoró el encuentro, resaltando que tomó en cuenta la posición rusa acerca de la crisis en Venezuela. “(Las conversaciones) fueron útiles, fueron sustantivas, fueron serias. Estuvimos muy de acuerdo con la profundidad de la crisis en Venezuela. Estamos muy preocupados por la naturaleza y la gravedad de la crisis humanitaria”.

La participación de Rusia: Un diálogo frustrante

Por su parte, el vicecanciller de Rusia, Sergei Ryabkov, declaró que la conversación con Abrams “fue difícil, pero franca”. Reveló que hubieron muchas diferencias de opiniones entre ambas partes. Sin embargo, agregó que ya tiene una mejor comprensión de la postura estadounidense y que Estados Unidos considera lo mismo hacia Rusia, ya que “se tomó en serio nuestras prioridades, nuestros enfoques y advertencias”.

El alto diplomático ruso resaltó que este diálogo era de necesidad “evidente”. Sin embargo, también destacó que a Rusia todavía le preocupan las sanciones impuestas por Estados Unidos hacia Venezuela y que los intereses de las empresas del país europeo sobre la nación chavista continuarán siendo defendidas. Además, advirtió al representante norteamericano que evite el “uso de la fuerza militar”, ya que sería un “paso imprudente”.

Ryabkov manifestó que Rusia se opone no solo a la intervención militar estadounidense en Venezuela, sino también a la presión considerada de “baja intensidad”. Sin embargo, destacó que su país está dispuesto a seguir dialogando con Estados Unidos. “Debemos comprender las intenciones de cada parte con la mayor exactitud posible”, resaltó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here