Segunda cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte acaba de manera abrupta y sin lograr ningún acuerdo

La segunda cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-Un, en Vietnam, no parece haber sido muy cordial o agradable / (Fuente: AFP)

El objetivo era discutir y poner solución a la nuclearización del país asiático gobernado por Kim.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, terminaron de manera abrupta la cumbre que los reunió en Hanoi, capital de Vietnam, sin conseguir ningún acuerdo. Trump culpó a Kim por buscar el levantamiento de las sanciones impuestas a Norcorea.

El objetivo de este segundo encuentro era concretar los resultados obtenidos durante la primera reunión entre ambos líderes ocurrida en junio del año pasado, en Singapur. Según los críticos, la cumbre fue formal y vaga en contenido.

Una vez terminada la cumbre, Trump, a quien se le vió pesimista, se mostró esperanzado de los avances logrados antes y durante su reunión. Agregó que Kim prometió no reanudar las pruebas de misiles balísticas o nucleares. Sin embargo, no prevé una tercera cumbre, a pesar de la cordialidad existente con él.

La opinión del gobierno de Corea del Norte provino de representantes, quienes lamentaron un “desenlace desafortunado”, aunque señalando “avances importantes”.

La ceremonia pública de firma prevista se suspendió e, inmediatamente, ambos líderes abandonaron el hotel donde se había realizado la reunión. Al final no hubo un acuerdo sobre el programa nuclear de Corea del Norte.

La anterior reunión, en junio de 2018, había concluido con una declaración vaga sobre la desnuclearización de Norcorea; pero sin establecer compromisos concretos. A partir de entonces, surgió un desacuerdo entre ambos líderes sobre este punto, y su relación se vio estancada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here